«Más carne que hueso»